Los romanos dejaron esta impresionante obra para abastecer de agua a la antigua ciudad desde un manantial situado a 17 kilómetros. Son cientos de años los que han pasado y sus arcos no sólo soportan el canal sino que están también cargados de Historia.

Los romanos dejaron esta impresionante obra para abastecer de agua a la antigua ciudad desde un manantial situado a 17 kilómetros. Son cientos de años los que han pasado y sus arcos no sólo soportan el canal sino que están también cargados de Historia. Show more

Publisher Website | On Android | On iTunes | Feed XML

Related: places-travel society-culture

Share: Share on Facebook Share on Twitter Share on Google Plus