Conocido como la Rendición de Breda, Holanda, en él vemos gestos amigables entre los dos rivales. Velázquez no representa este éxito de forma humillante para el vencido. No hay sangre, no hay destrucción. La caballerosidad se palpa en este genial cuadro.

Conocido como la Rendición de Breda, Holanda, en él vemos gestos amigables entre los dos rivales. Velázquez no representa este éxito de forma humillante para el vencido. No hay sangre, no hay destrucción. La caballerosidad se palpa en este genial cuadro. Show more

Publisher Website | On Android | On iTunes | Feed XML

Related: places-travel society-culture

Share: Share on Facebook Share on Twitter Share on Google Plus